Partido Popular
Facebook Twitter Google+ YouTube
Menú

Publicado el 06/10/2017 en Noticias
Temas: | | | | |

El PP afirma que la única manera de que Cuenca deje la alcaldía de Granada es la moción de censura y emplaza al grupo de Ciudadanos a firmarla

 

 

 

  • Los populares apoyarán la reprobación que propone la formación naranja, pero su presidente provincial, Sebastián Pérez, advierte de que eso es sólo una declaración de intenciones sin ninguna validez legal

 

  • “Les tendemos la mano para formar un gobierno serio, riguroso, honesto y formal. Si Ciudadanos quiere firmar, en diez días el alcalde es historia. Si no lo hacen, diremos que Cuenca permanece en su puesto gracias a ellos”, enfatiza el dirigente popular

 

  • Los once concejales del grupo municipal del PP firman una exposición de motivos para la moción y la ofrecen a C’s. “Tenemos la oportunidad de cambiar el panorama”, incide su portavoz, Rocío Díaz

 

 

Dos momentos de la rueda de prensa de Rocío Díaz y Sebastián Pérez en la sede provincial del partido.

 

El Partido Popular ha dejado claro que la única manera de que el socialista Francisco Cuenca deje de ser alcalde de Granada es mediante una moción de censura suscrita por los grupos municipales del PP y de Ciudadanos. Los populares no sólo tienden la mano a la formación naranja, sino que ponen a su disposición una exposición de motivos para esa moción, que ya ha sido firmada por sus once ediles, para que se sumen a ella si lo estiman oportuno.

“Si los cuatro concejales de Ciudadanos firman ese documento, en diez días esta calamidad de alcalde será historia”, ha afirmado el presidente provincial del PP en Granada, Sebastián Pérez, que ha añadido que, si no lo quieren hacer, los populares tienen “la obligación” de ir “barrio por barrio y puerta a puerta” para decir a los granadinos que si Cuenca se mantiene como alcalde es sólo “porque Ciudadanos no ha querido apostar por un mejor proyecto para esta ciudad”.

Escucha a Sebastián Pérez:

Sebastián Pérez ha calificado la intención de Ciudadanos de pedir en un pleno la reprobación del alcalde como una “simple declaración de intenciones” que el PP por supuesto apoyará pero que no tiene “ninguna validez desde el punto de vista jurídico”. Sí lo tiene, si consigue tres firmas más, el documento que ayer firmaron los once concejales del grupo municipal popular. “Lo demás es marear la perdiz”, ha apuntado.

“Reprobar al alcalde es muy fácil, yo puedo hacerlo en este mismo momento y lo hago: el alcalde es una calamidad. Ya está, ya lo he reprobado. Pero no queremos reprobar a Cuenca, queremos quitarlo. Nosotros mantenemos desde hace un año que lo que necesita Granada es una moción de censura y de ahí no nos bajamos”, ha insistido el presidente, que ha rechazado de plano las declaraciones de Cuenca en las que se toma “como un insulto” la posibilidad de ser reprobado. “Cuenca es un hombre que se ha encontrado con un regalo, porque él ni soñaba con ser alcalde. Que diga eso alguien que no ha ganado nunca unas elecciones demuestra su talla intelectual”, ha enfatizado.

Escucha a Sebastián Pérez:

Además, Sebastián Pérez considera que no es “ningún escollo” para la firma de la moción el hecho de que haya ediles del PP investigados. “Lo están por haber votado en un órgano colegiado como es la Junta de Gobierno Local. Eso no es en absoluto un caso de corrupción. En cambio, este alcalde está investigado por la presunta comisión de tres delitos muy graves”, ha subrayado.

Por su parte, Rocío Díaz ha manifestado que su grupo tiene “una clara vocación de gobierno”, ha recordado que el PP fue “el partido más votado en las elecciones de 2015” y ha puesto el acento en que, desde que los demás partidos “le dieron la alcaldía al PSOE, Granada “carece de liderazgo” y acumula problemas. Entre ellos ha mencionado que el periodo medio de pago a proveedores se ha disparado hasta los 137 días, que la capital sigue funcionando con un presupuesto prorrogado desde 2015 o que hay serios problemas de movilidad, de limpieza o en materia cultural y turística.

Escucha a Rocío Díaz:

“Tenemos la oportunidad de cambiar este panorama y quiero hablar con Ciudadanos de proyectos y de gestión para que Granada salga del furgón de cola. Debemos ser valientes y por eso tendemos la mano a Ciudadanos, porque ha llegado el momento de dar un paso adelante y de formar un gobierno que nos saque de esta incertidumbre y de esta pésima situación a la que nos ha llevado el alcalde”, ha concluido.

Escucha a Rocío Díaz:

Top