Partido Popular
Facebook Twitter YouTube
Menú

Publicado el 21/02/2020 en Noticias
Temas: | |

Caracuel defiende que el nuevo decreto de escolarización “nace del consenso” y “viene a mejorar y poner orden en la normativa que regula el acceso al sistema educativo andaluz”

  • El parlamentario andaluz del PP sostiene que “es un avance en el derecho a la libre elección de centro por parte de las familias”
  • Incide en que prioriza a los colectivos más desfavorecidos en las condiciones de acceso a los centros y se garantiza que, en cada zona, las familias podrán acceder a un modelo u otro en igualdad de condiciones
  • Ha instado al PSOE a hacer una oposición “constructiva y útil para los andaluces” y ha apelado a su “responsabilidad”, para que “deje de generar miedo e inquietud en las familias”
  • Les ha reprochado que “no quieran ni sentarse a hablar sobre la educación” pero, “no tengan ningún problema” para hablar “con Torra inhabilitado, con ERC, o con los herederos de ETA”

El parlamentario andaluz del PP Rafael Caracuel ha aseverado que el decreto de escolarización aprobado por el gobierno andaluz supone “un avance en el derecho a la libre elección de centro por parte de las familias ya que permite que éstas puedan optar entre los dos que conforman el sistema público andaluz: los centros de titularidad pública y los concertados”.

Así, sostuvo, queda patente “uno de los compromisos del PPA para esta legislatura”, puesto que “en cada zona las familias podrán acceder a un modelo u otro en igualdad de condiciones, una posibilidad que hasta el momento no estaba garantizada”. Además, ha asegurado que “nace del consenso -puesto que recoge las demandas del consejo escolar andaluz, los trabajadores de la docencia y las familias- y responde a la necesidad de conciliar la oferta y la demanda en el sistema educativo”.

Caracuel ha incidido en que el mencionado decreto “viene a mejorar y poner orden en la normativa que regula el acceso al sistema educativo andaluz, integrado por centros públicos y concertados, dando seguridad y certidumbre a familias y alumnos, reforzando el derecho a elegir y priorizando a los colectivos más desfavorecidos en las condiciones de acceso a los centros”. Además, según ha explicado, “se potencia la administración electrónica, con menos papeleo para las familias, y se dota de más transparencia a las listas de espera”.

El diputado autonómico del PP ha destacado también que gracias al decreto, “se reorganizan las zonas de escolarización para que cada una ofrezca al menos un colegio concertado además de uno público” y “se da prioridad de admisión a las rentas más bajas, a los trabajadores de los centros, a las víctimas de la violencia de género y el terrorismo, a los menores en acogida, a los deportistas de rendimiento de base, favorece la agrupación de hermanos en el mismo centro y permite la escolarización de alumnos con enfermedades graves en los centros más cercanos a su casa o el hospital donde reciben tratamiento”. Asimismo, “cada concertado será adscrito a un instituto público para dar certidumbre a los alumnos en la transición de la ESO al bachillerato”, añadió.

A todo ello, ha añadido que “el decreto de escolarización también aborda la actualización de la normativa para adaptarla a las directrices europeas y de la Ley Orgánica de Protección de Datos de 2018, con el objetivo de reforzar la seguridad y privacidad de datos tan sensibles”.

El PSOE opta por “embarrar”

El diputado autonómico del PP ha instado al PSOE a hacer una oposición “constructiva y útil para los andaluces” y ha apelado a su “responsabilidad”, para que “deje de generar miedo e inquietud en las familias”. Así, ha asegurado que sus críticas con “infundadas” y ha recriminado a los socialistas se dediquen a “embarrar”, en lugar de apostar por “el diálogo y el consenso”. En esta línea ha lamentado que el Partido Socialista haya decidido “no formar parte del grupo de trabajo que se ha constituido en el Parlamento de Andalucía para un pacto social por la educación en nuestra comunidad”. Un hecho que, a su juicio evidencia que “el PSOE prefiere la confrontación y hacer de la educación un arma arrojadiza en la batalla política”.

Al hilo, les ha reprochado que “no quieran ni sentarse a hablar sobre la educación” pero, “no tengan ningún problema” para hablar “con Torra inhabilitado, con ERC, o con los herederos de ETA”. Un comportamiento que “deja más que claro que en primer lugar están sus intereses partidistas y en segundo los de los andaluces”.

En este mismo sentido Caracuel ha aclarado que “no son los centros los que deciden, como han afirmado falsamente los socialistas, sino que se garantiza la elección por parte de las familias”. También ha asegurado que “tampoco se dejan fuera, a alumnos con dificultades, sino todo lo contrario, se aumenta la puntuación a los que cuentan con dificultades, ya sean económicas o generadas por algún tipo de discapacidad”.

Por último Caracuel ha remarcado que “estamos abiertos al diálogo y al consenso”. De hecho, “dicho grupo de trabajo tiene como objetivo trabajar en el establecimiento de un marco educativo común para los próximos años, gobierne quien gobierne, porque hay cuestiones que debemos sacar del debate político”. Para ello, prosiguió, “se necesita mucho diálogo entre los distintos partidos políticos” y, sobre todo, “atención a la comunidad educativa, haciéndola partícipe del proceso desde el principio y escuchando todo lo que pueda aportar”.

Top