Partido Popular
Facebook Twitter YouTube
Menú

Publicado el 23/10/2018 en Noticias
Temas: | |

El PP de Santa Fe acusa a PSOE, Podemos e IU de “unirse” para evitar que se sigan investigando las irregularidades en la concesión de subvenciones de la empresa municipal de suelo durante la etapa socialista de Bueno y Aponte

  • El actual alcalde, Manuel Gil, recurrió al voto de calidad para rechazar la presentación de un recurso que permitiese continuar con la investigación.

 

Los populares de Santa Fe han acusado a la “izquierda radical” de PSOE, Podemos e IU de “unirse” para evitar que prosiga la investigación sobre las irregularidades detectadas en la concesión de subvenciones por parte de la empresa municipal de suelo de Santa Fe (EMUSSA) durante la etapa de gobierno de los dirigentes socialistas Sergio Bueno y José María Aponte.

 

Con fecha 8 de octubre de 2018, el Juzgado de Instrucción número 3 de Santa Fe, encargado de la investigación de estas subvenciones, dicta auto diciendo que “de lo actuado se desprende que los hechos son constitutivos de infracción penal, si bien no existen motivos suficientes para atribuir su perpetración a persona alguna determinada”.

Por lo que se acuerda el sobreseimiento provisional, si bien dicho auto es susceptible de recurso tanto en reforma como en apelación ante la Audiencia Provincial.

 

“Para decidir si se presentaba recurso o no, se convocó por parte del alcalde de Santa Fe y presidente de la Comisión Liquidadora de la empresa EMUSSA, Manuel Gil, sesión extraordinaria y urgente”, ha informado Juan Cobo, portavoz local del PP santaferino.

 

Tanto el alcalde, como el otro vocal del PSOE y el vocal de Ahora Sí Santa Fe, votaron en contra de presentar recurso alguno “a pesar de que el daño patrimonial ocasionado a la empresa asciende a más de 24.000 euros y máxime cuando la propia juez en su auto dice que los hechos son constitutivos de infracción penal”.

Escucha a Juan Cobo:

A favor del recurso votó el Partido Popular y Ciudadanos. “Si bien una vez más Izquierda Unida se puso de perfil y se abstuvo, a pesar de que la juez en su auto dice que hay delito. Por lo que con el voto de calidad del alcalde se impidió seguir investigando y esclarecer a las personas presuntas autoras de los delitos que se han cometido en EMUSSA”, ha lamentado Cobo.

 

Los hechos se remontan al periodo que transcurre entre los años 2008 y 2011, cuando desde la empresa pública municipal de suelo de Santa Fe (EMUSSA) se concedieron una serie de subvenciones para hacer obras de adaptación de viviendas y eliminación de barreras arquitectónicas. El coste de dichas subvenciones y la realización de las obras fueron encargadas a la propia empresa por el entonces alcalde y presidente de la misma, el socialista Sergio Bueno, y por el teniente de alcalde y consejero delegado de la empresa, José María Aponte, “a pesar de no ser competentes para ello, ya que la competencia para otorgar dicha encomienda de gestión era bien de la Junta General de la empresa o del consejo de administración”.

 

“Jamás ninguno de estos dos órganos aprobó encomienda de gestión alguna, por lo que ni el presidente de la empresa, ni el consejero delegado eran competentes para encomendar ninguna actividad de esas características sin que previamente fuese aprobada por el órgano competente de la empresa”, ha explicado Juan Cobo.

 

El portavoz popular ha señalado que, según la ordenanza municipal sobre adaptación de viviendas de Santa Fe, la competencia para hacer las obras y conceder las subvenciones era del Ayuntamiento y no de la empresa de suelo de Santa Fe, “por lo que el coste económico de la subvención tenía que estar previsto en el presupuesto del ayuntamiento y no lo estaba”.

 

“Tanto Sergio Bueno como José María Aponte dieron la instrucción correspondiente para que el coste de las subvenciones fuese a cargo del presupuesto de la empresa, a pesar de que no tenía ninguna partida presupuestaria para ese fin, y a pesar de ello las subvenciones fueron concedidas y pagadas con el presupuesto de la empresa”, ha indicado.

 

Con posterioridad, la empresa EMUSSA requirió al Ayuntamiento el pago de la cantidad de 24.064,10 euros que la empresa había pagado de subvenciones, cuya respuesta por parte del gobierno local del PSOE fue negarse a reintegrarle a la empresa dicha cantidad.

Juan Cobo ha recordado que las subvenciones se concedieron sin cumplir los requisitos de la Ley de Subvenciones de “publicidad, transparencia, concurrencia, objetividad, igualdad y no discriminación”.

 

Una vez detectada esta “irregularidad e ilegalidad”, el consejo de administración de EMUSSA adoptó el acuerdo de proceder a denunciar ante el juzgado este asunto debido a las ilegalidades detectadas.

 

La juez ordenó entonces a la Policía Judicial de la Guardia Civil que se hiciera cargo de las investigación, dando como resultado la detención del presidente de la empresa, Sergio Bueno, la del consejero delegado, José María Aponte, la del gerente y la trabajadora de la empresa por los presuntos delitos de prevaricación, malversación y falsedad documental.

 

Por ello, los populares de Santa Fe sostienen que el alcalde socialista de la localidad, Manuel Gil, está llevando a cabo la “continuidad” de las políticas llevadas a cabo por el “Dúo Ruina”, Sergio Bueno y José María Aponte, y con su voto de calidad “ha impedido que se sigan investigando los hechos para determinar a sus autores”.

 

En este caso, Manuel Gil está anteponiendo “la defensa de sus compañeros del PSOE ante el interés general de la empresa, a pesar del daño patrimonial que se ha detectado por valor de más de 24. 000 euros, hay tener en cuenta que la empresa se encuentra en liquidación debido a que acumula unas pérdidas de más de 1.450.000 euros, según la última liquidación”.

 

“El alcalde tiene miedo a que la investigación arroje luz sobre los delitos cometidos y le puedan ser atribuidos presuntamente a sus compañeros de partido y predecesores en el cargo de alcaldes de Santa Fe, a los mismos que la Policía Judicial detuvo y que en su día tuvieron que dimitir por otros asuntos de nepotismo y políticas de enchufismo. El voto de Manuel Gil ha servido para impedir una vez más que se pueda investigar la corrupción política cometida por el PSOE en Santa Fe durante casi cuarenta años consecutivos”, ha concluido Juan Cobo.

Escucha a Juan Cobo:

Top