Partido Popular
Facebook Twitter Google+ YouTube
Menú

Publicado el 06/11/2018 en Noticias
Temas: | | | |

El PP plantea, ante la incapacidad de Cuenca para presentar un presupuesto, medidas para evitar subir el IBI y generar casi 12 millones de euros de ingresos

 

  • Rocío Díaz y César Díaz, portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Granada y el portavoz de la candidatura de Sebastián Pérez a la alcaldía de la capital, lamentan que el alcalde haya hecho caso omiso al ofrecimiento del PP para sacar adelante las cuentas de 2019

  • Esta ausencia de respuesta ha provocado el diálogo con las restantes fuerzas políticas para evitar que el gobierno local suba el IBI a los granadinos

  • El PP continúa en la senda del “diálogo, el compromiso y la responsabilidad” y por ello, propone, mediante una gestión eficaz, generar mayores ingresos y evitar el incremento de impuestos

 

Han pasado dos meses desde que el Partido Popular tendió la mano al gobierno de Francisco Cuenca para sacar adelante unos presupuestos siempre y cuando no se subiesen los impuestos directos a los granadinos. Desde entonces, el ejecutivo local “no ha expresado ni el más mínimo interés” pese a la insistencia de los populares. Por ello el PP, frente a la actitud conformista e irresponsable del PSOE, ha decidido “hablar con las restantes fuerzas políticas para impedir que el gobierno socialista suba los impuestos directos a los granadinos” concretando ya algunas acciones con Ciudadanos. Así lo han trasladado esta mañana el portavoz de la candidatura de Sebastián Pérez a la alcaldía de Granada, César Díaz y la portavoz del grupo popular en el consistorio capitalino, Rocío Díaz.

César Díaz ha aseverado que el PP continúa en la senda del “diálogo, el compromiso y la responsabilidad”. Por ello ha reprochado a Cuenca que, además de ser incapaz de negociar y presentar un presupuesto, haya hecho caso omiso del ofrecimiento del PP y se conforme con gestionar la Granada de 2019 con unas cuentas configuradas en 2015. Una situación que provoca, tal y como informó, que “nuestros autobuses no puedan ser renovados y casi uno de cada dos vehículos de la flota tengan más de 12 años o dispongan de un nivel medioambiental Euro o Euro2, cuando ya existe el nivel de protección Euro6”; que haya días en los que “solo existe una unidad de policía para atender los barrios” o que la ciudad “esté mas sucia”, debiendo además a la empresa que gestiona el servicio “más de 25 millones de euros”.

César Díaz ha avanzado una batería de acciones “concretas y realistas” para impedir que el PSOE suba el IBI a los granadinos, asegurando que los ingresos previstos por este incremento representarían un 1,3 por ciento del presupuesto, de 283 millones de euros. Frente a ello, las acciones que plantea ahora la candidatura de Sebastián Pérez permitirían “unos ingresos cercanos a los 12 millones de euros”, que se alcanzarían “gestionando mejor”.

Entre estas alegaciones que el PP va a formalizar para evitar la subida del IBI y que esperan consensuar con las restantes fuerzas políticas figura: el ahorro del 0,5 por ciento en el presupuesto de gastos (1,2 millones de euros), mejora de la inspección en ocupación de vía pública y licencias…(250 mil euros), amortización de plazas por jubilación en el capítulo I, que implicaría una nueva relación de puestos de trabajo, (500 mil euros); tasa por el servicio de extinción de incendios en el ámbito forestal (500 mil euros) y en municipios de más 20 mil habitantes (1 millón de euros); tasa por el uso del suelo, subsuelo y vuelo para “las empresas que hacen un uso privativo del espacio público y luego se lo cobran a los ciudadanos en su recibo”, (1 millón de euros); actualización del sistema informático de gestión y recaudación de tributos, actualmente “antediluviano” y que “requiere una inversión que no supera los 300 mil euros” (6 millones de euros, 3 de ellos se obtendrían gracias a la actualización de dicho sistema y otros tres por las mejoras en la recaudación); tasa por el uso privativo de espacios para carga y descarga (500 mil euros); tasa por el uso privativo de la vía pública (500 mil euros), ya existente pero “no se ha tramitado ni un solo expediente” respecto a la misma. Díaz explicó que estarían exentos de esta tasa los cortes de tráfico que responden al interés general como la celebración de carreras populares o la celebración de tradiciones, ciñéndose solo a quienes hacen “un uso privativo de una calle”. Por último, ha mencionado la revisión de contratos en licitación en el ejercicio 2018 (800 mil euros).

Respecto a la tasas por el servicio de extinción de incendios en el ámbito forestal y en municipios de más de 20 mil habitantes, César Díaz ha explicado que “solo en el año 2018 ha habido más de 200 salidas de los bomberos para actuaciones en la provincia” cuando la Junta tiene “un capítulo para el Infoca precisamente para ésto” y las cuentas municipales deberán asumir el pago de “horas extraordinarias a bomberos para cubrir retenes del Infoca cuando no hemos cobrado ni un solo céntimo por esas tareas que corresponden exclusivamente a la Junta”. En esta misma línea, se ha referido a los municipios de más de 20.000 habitantes que, según la Ley, deben contar con servicio propio de extinción. Relató así el caso de Armilla, Maracena, Las Gabias y “muy pronto” Albolote y la Zubia. Recientemente “por fin Armilla ha decidido pagar su parte”, declaró insistiendo en que es necesario “girarle los correspondientes cargos” a los consistorios que adeuden las suyas.

Por su parte, la portavoz del grupo popular, Rocío Díaz, ha subrayado que “es imposible sentarnos a negociar cuando ni siquiera nos han presentado el borrador”. “Cuenca ha sido incapaz en estos dos años y medio”, declaró recordando además que tras el verano Baldomero Oliver se comprometió a entregar dicho documento a finales de septiembre pero no fue así. Lejos de ello, el PSOE ha sometido a consideración del Pleno las Ordenanzas Fiscales, “que lo que hacen es subir impuestos”, por ello el grupo popular se ha abstenido, con el objetivo de poder presentar alegaciones.

A juicio de la portavoz, los granadinos no merecen un alcalde “investigado por tres delitos penales que pueden conllevar unos 9 años de prisión”, que esté más preocupado de su “autopromoción” que de la gestión y de poner remedio a los problemas reales de los vecinos.

Díaz ha recordado que Cuenca ha sido aupado para ser alcalde por las restantes fuerzas políticas, a excepción del PP, y ha manifestado que “nos hubiera gustado ver un acuerdo de mínimos, incluyendo un presupuesto, entre estos partidos que le apoyaron”. Lejos de ello, ese apoyo solo ha servicio para que Cuenca ocupe el sillón de alcalde, instaurando el caos y la parálisis en la gestión municipal.

Cuenca “no es el alcalde del consenso” como él “vende”, aseguró, porque “lo que hace día a día es aniquilar la capacidad de diálogo y de decisión de los restantes grupos”. “Su última prioridad es elaborar ese presupuesto para dar cabida a proyectos que necesita la ciudad”, insistió Rocío Díaz. No obstante, a pesar de esta dejación de los socialistas, “seguimos con la mano tendida y presentamos estas propuestas para que Cuenca, de una vez por todas, presente un borrador, no suba los impuestos y podamos tener un presupuesto que genere riqueza y empleo para Granada”.

 

 

Top