Partido Popular
Facebook Twitter Google+ YouTube
Menú

Publicado el 17/05/2018 en Noticias
Temas: | | | |

El PP resalta que el “inexplicable retraso” en la concesión de licencias que denuncian los constructores es “otra muestra de la falta de capacidad del gobierno de Cuenca”

 

  • Los populares recuerdan que tanto en los plenos como en las comisiones de Urbanismo ya han puesto en evidencia varias veces este problema, “consecuencia de la falta de planificación y de la absoluta ausencia de gestión”
  • El portavoz adjunto del grupo, Antonio Granados, incide en que los promotores de los grandes proyectos se ven “obligados a soportar los efectos económicos negativos de esa demora, que en muchas ocasiones se prolonga más de un año”
  • El alcalde no puede excusarse en que los funcionarios están saturados. De lo que se trata es de hacer una distribución razonable del trabajo y que no se centre todo en conceder licencias de pequeñas obras”, subraya

 

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Granada ha criticado la “nueva demostración de falta de capacidad de gestión” del gobierno local que preside el socialista Francisco Cuenca, que en esta ocasión se materializa en el bloqueo de más de 40 millones de euros en inversiones que ha denunciado la Asociación de Constructores y Promotores de Granada.

El portavoz adjunto del grupo, Antonio Granados, ha resaltado que esa denuncia no hace sino “dar la razón” al PP, que desde la llegada de Cuenca a la alcaldía ha protestado en plenos y en comisiones de Urbanismo contra este “atasco”, que tiene como peor consecuencia “la paralización de la ciudad”.

Cuenca no se da cuenta de que el trabajo está mal distribuido en el área de Urbanismo. Habrá un número muy elevado de expedientes para concesión de obras menores y declaraciones responsables, pero hay que distinguir entre la tramitación que conlleva el arreglo de un baño o la remodelación de una vivienda de la construcción de nuevos bloques de viviendas, hoteles o naves, y esas obras son las que están bloqueadas”, ha detallado Granados.

El concejal ha subrayado que los retrasos, en muchos casos, se prolongan por espacio de más de un año, tanto para la concesión de una licencia de obra como para la de ocupación. “Durante ese periodo, inexplicablemente largo, los promotores se ven obligados a esperar y a soportar los efectos negativos de esa demora, como por ejemplo la carga financiera a la espera de que la administración local autorice el proyecto”, ha indicado.

Granados no acepta la excusa del gobierno de Cuenca de que los funcionarios de Urbanismo están sobrecargados. “No es de recibo que se derive la responsabilidad en los trabajadores. Lo que hace falta es una planificación adecuada de las tareas y una buena distribución del personal para que “los grandes proyectos, que son los que generan más inversión y puestos de trabajo” salgan adelante en un plazo razonable de tiempo. “El problema no es del área de Urbanismo sino de quienes gestionan de manera tan pésima este ayuntamiento, con Francisco Cuenca como máximo responsable”, ha insistido el concejal popular.

Top