Partido Popular
Facebook Twitter Google+ YouTube
Menú

Publicado el 08/05/2019 en Noticias
Temas: | | | |

El PP se compromete a congelar el IBI y a reconducir la situación financiera del Ayuntamiento de Granada

  • El candidato a la Alcaldía de Granada, Sebastián Pérez, y Eva Martín, miembro de la candidatura, presentan medidas para recuperar la capacidad inversora del consistorio y reducir la deuda actual
  • Los populares apuestan por una asignación eficiente de los recursos, eliminar la burocracia administrativa avanzando en la administración electrónica, un Plan Integral de Ahorro municipal, menos impuestos e incentivar el comercio local
  • También suprimirán la tasa de apertura a nuevos comercios y la de agua y basura industrial a los pequeños negocios locales

Elcandidato del PP a la Alcaldía de Granada, Sebastián Pérez, ha presentado esta mañana las propuestas económicas con las que pretende reconducir la situación financiera del Ayuntamiento de la capital, recuperando su capacidad inversora y reduciendo la actual deuda. Junto a Eva Martín, miembro también de su candidatura, los populares han defendido que los presupuestos municipales deben ajustarse al momento actual, dando prioridad a las inversiones productivas y sostenibles, que propicien la creación de empleo y riqueza en la capital. Pérez ha trasladado a los granadinos el compromiso de congelar el IBI, Impuesto de Bienes Inmuebles, además de promover una nueva fiscalidad, incentivar el comercio y las pequeñas y medianas empresas locales y poner en marcha un plan de ahorro municipal.

Pérez ha recordado que el PSOE siempre ha afirmado tener “un plan” para, “en un año, sanear las arcas municipales”, un hecho que no sólo no ha ocurrido sino que, lejos de ello, los socialistas hayan dejado el Ayuntamiento en “quiebra técnica”.

El candidato ha lamentado que el pago a proveedores se haya incrementado. Una queja que el PP ya ha formulado en reiteradas ocasiones desde el grupo municipal, al rondar el periodo medio los 200 días. Un hecho que a su juicio, propiciaría que las empresas no quieran “acudir a los contratos públicos”.

“Nosotros entendemos que bajando impuestos se crea más riqueza, más empleo, y se dinamiza mucho más nuestro Ayuntamiento”, afirmó. Por ello, ha asegurado que cuando el PP tome las riendas del gobierno local “suprimiremos la tasa de apertura a nuevos comercios y agilizaremos para que se pueda abrir un negocio en Granada en una semana”.

Asimismo, ha puesto el acento en que no es posible que un negocio en la capital esté esperando hasta dos años por una licencia de apertura. En esta misma línea ha asegurado que eliminará la tasa de basura y agua industrial para el pequeño comercio. Todo ello para acabar con la actual “asfixia” a la que están sometidos los pequeños negocios locales y permitir que puedan competir con las grandes superficies.   

Por su parte,  Eva Martín ha incidido en que para llevar a cabo los proyectos de futuro para Granada es necesario “contar con un sistema eficaz de distribución de los recursos económicos del Ayuntamiento”. Por ello el PP se fija como “obligación”, ser “muy eficaces en la gestión pública”, adquiriendo el compromiso de “asignar los recursos con eficiencia y siempre para unos objetivos concretos, definidos y posibles”.

Tal y como ha declarado la coordinadora de la campaña de Sebastián Pérez a la Alcaldía, “nos comprometemos a realizar un Plan Integral de ahorro municipal para reducir los costes y maximizar el rendimiento de los ingresos evitando el despilfarro de las arcas municipales”. En esta línea, en cuanto el PP retome las riendas del Ayuntamiento iniciará “una campaña generalizada en todas las áreas para la supresión de los gastos superfluos”, así como “un plan de racionalización del sistema de pago a proveedores”.

Eva Martín ha sumado a estas propuestas la “adaptación y renovación de toda la tecnología municipal para ponerla al servicio de los ciudadanos”. De este modo los populares pretenden “eliminar la burocracia administrativa y avanzar en la administración electrónica”. “Una ciudad necesita ser solvente financieramente para desarrollar proyectos de futuro” prosiguió, defendiendo que para ello es necesario “reconducir cuanto antes la difícil situación financiera del Ayuntamiento de Granada”, así como “acomodar el gasto municipal a las posibilidades económicas reales del consistorio, y en función de los ingresos del mismo”.

Top