Partido Popular
Facebook Twitter Google+ YouTube
Menú

Publicado el 04/05/2018 en Noticias
Temas: | | | | | | |

“La fiesta de la Cruz sólo ha servido para volver a poner en el mapa a Granada como ciudad donde proliferan los botellones sin ningún tipo de control”

 

  • El grupo municipal del PP acusa a Cuenca de “tomarle el pelo” a los granadinos al intentar “vender” que se garantizó la seguridad, cuando la verdad es que hubo “cientos de jóvenes bebiendo en lugares no autorizados”
  • Su portavoz, Rocío Díaz, destaca que, al igual que el año pasado, las barras han sido “la excusa perfecta” para “causar molestias a los vecinos” y tiene claro que, pese a lo que digan los socialistas, hubo falta de previsión y de policías locales
  • El presidente de NNGG, Rafael Caracuel, incide en que este nuevo “despropósito” demuestra que el gobierno local es “incapaz” de atajar el consumo de alcohol en la calle y de ofrecer a los jóvenes “alternativas de ocio saludables”

 

 

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada ha acusado al alcalde, el socialista Francisco Cuenca, de “tomarle el pelo” a los granadinos al intentar “vender” que la celebración del Día de la Cruz fue un éxito en lo relativo a la seguridad.

Nada más lejos de la realidad”, ha resaltado la portavoz del grupo, Rocío Díaz, quien sostiene que si para algo sirvió la jornada de ayer fue “para volver a poner a Granada en el mapa de las ciudades donde hay botellones descontrolados aquí y allá”.

Díaz ha explicado que, al igual que el año pasado, la instalación de barras en la calle ha sido “la excusa perfecta” para que cientos de jóvenes “bebieran en la calle, en lugares no autorizados para ello y sin que la Policía Local diera abasto para controlarlos”.

A diferencia de lo que exteriorizan Cuenca y su gobierno, los populares tienen claro que faltaron efectivos policiales. “En algunos puntos, su presencia fue a todas luces insuficiente, lo que demuestra que, un año más, ha habido una falta de previsión por parte de los socialistas”.

La portavoz popular ha lamentado en especial los “peores efectos” del botellón en la calle, materializados en ruidos, suciedad, grupos de personas invadiendo los portales y comportamientos “incívicos y reprobables” que alteran la normal convivencia. “Todo el mundo tiene derecho a divertirse, pero eso no debe implicar molestias a los vecinos que quieren descansar”, ha subrayado.

Escucha a Rocío Díaz:

Por su parte, el presidente provincial de Nuevas Generaciones, Rafael Caracuel, ha hecho hincapié en que lo sucedido es “un nuevo despropósito” del alcalde y su equipo de gobierno, que se muestran “incapaces” de atajar el consumo de alcohol en la calle. La forma que ahora han utilizado para intentarlo, recurrir a policías a caballo para desalojar a los jóvenes en diversos puntos de la ciudad, le parece por lo menos cuestionable. “Me pregunto qué habría ocurrido y qué habría dicho el PSOE si esa decisión la hubiera adoptado un gobierno del Partido Popular”.

Sobre el control del alcohol en la vía pública, Caracuel ha puesto el acento en que en su momento se pusieron en marcha unas comisiones de trabajo para abordar esta cuestión. “Se han abandonado, como prueba que la última reunión tuvo lugar en agosto de 2016. No entendemos por qué el alcalde no las ha recuperado”, ha afirmado.

Además, ha destacado que los jóvenes de Granada siguen sin tener alternativas de ocio. “En ocasiones especiales, como este Día de la Cruz, se podría haber aprovechado para programar actividades concretas que sirvieran, por un lado, para apoyar a los jóvenes artistas granadinos, y por otro para darle a los jóvenes la oportunidad de pasarlo bien, pero de forma controlada, con respeto a la tradición y, sobre todo, a los vecinos. Nada de eso ha sucedido y lo único que ofrecen el alcalde y su gobierno socialista es ocupar la vía pública para beber”, ha finalizado.

Escucha a Rafael Caracuel:

Top